Eventos · IN MEMORIAM

… Bienvenido 2020

La imagen destacada en este artículo que rememora los llamados “felices años 20” sirve para evidenciar una esperanza pese a que el contenido de este post se circunscribe a la necrología,  dado que supone en realidad un obituario de aquellas personalidades que fallecieron el año anterior.

Terribles meses en los que tuvo lugar la ejecución de 20 reos en Estados Unidos, en los que perdimos a leyendas de la televisión como Lolo Rico o Chicho Ibáñez Serrador, el creador del mítico concurso “Un, dos, tres”, o actores reverenciados como Danny Aiello, Sue Lyon, Albert Finney, Seymour Cassel, Doris Day o Arturo Fernández. Añoraremos a la grandísima soprano afroamericana Jessye Norman (inolvidable en los Wesendonck Lieder o en Tristan und Isolde de Richard Wagner), al cantautor y poeta argentino Alberto Cortez o al director de cine Franco Zeffirelli (autor de numerosas adaptaciones cinematográficas de óperas y de la mejor versión jamás rodada del Romeo y Julieta de Shakespeare). También se nos han ido los mangakas Monkey Punch (Seinen Lupin III) o Hideo Azuma (Nanako SOS), además del guionista manga de Crying Freeman, Kazuo Koike. Incluso el 14 de mayo se recordará como la fecha en que fallecieron Sven Lindqvist, escritor sueco azote del colonialismo, el racismo y la guerra, y Grumpy Cat o “gato gruñón”, celebridad de Internet que dio lugar a millones de memes en las redes sociales a causa de su expresión de mal genio:

Nuestras sentidas pérdidas en el mundo literario empiezan con, por ejemplo, la autora de novela romántica Rosamunde Pilcher, Janet Asimov (la viuda de Isaac Asimov, notable escritora ella misma), la pionera de la ciencia-ficción femenina Vonda N. McIntyre, Gene Wolfe (ganador del Premio Nébula y de otra multitud de galardones por sus obras de ciencia-ficción y fantasía), la escritora e ilustradora británica Judith Kerr (indispensable su Cuando Hitler robó el conejo rosa), la ganadora del Pulitzer en 1988 y del Nobel en 1993 Toni Morrison (destacada defensora de los derechos civiles e infatigable luchadora en contra de la discriminación racial) o D.C. Fontana, la principal creadora de Star Trek, en especial de Mr. Spock.

Queremos señalar, empero, algunos de los escritores cuyos libros más nos han influenciado y facilitar a los lectores más jóvenes el acceso a sus obras, pues no queremos que se cumpla la máxima de que “los clásicos son aquellos de los que todo el mundo habla sin haberlos leido”:

17 de enero – Sam Savage, otrora mecánico de bicicletas, carpintero, pescador de cangrejos y tipógrafo, además de doctor en filosofía alemana por la universidad de Yale. Aquí podéis acceder a su obra más famosa, Firmin. Firmin es una rata nacida en el sótano de una librería en el Boston de los años 60, una rata culta y solitaria. Es una rara avis, rechazada por los suyos, por lo que busca la amistad de su héroe, el librero, y de un escritor fracasado. A medida que Firmin va amando más a los libros, su emoción y sus miedos se vuelven humanos. Es una historia brillante y extremadamente entretenida.

1 de abril – Rafael Sánchez Ferlosio, Premio Cervantes de 2004 y uno de los más grandes prosistas de nuestro país, consagrado tempranamente gracias a su maravillosa novela El Jarama, Premio Nadal en 1955, en la que narra dieciséis horas de la vida de once amigos un domingo de verano de excursión en las riberas del río que le da nombre y que culmina con un acontecimiento inesperado, el descubrimiento de una de las jóvenes ahogada en el río.

17 de julio – Andrea Camilleri, el “padre” del comisario Salvo Montalbano, héroe protagonista de 29 novelas. Os facilitamos las dos primeras, y confiamos en que vosotros, motu proprio, adquiráis el resto: Montalbano 1 – La forma del agua y Montalbano 2 – El perro de terracota.

18 de julio – Otro italiano destacado, Luciano de Crescenzo, ingeniero (de la IBM, según él), actor y presentador de la RAI, a quien muchos debemos nuestro insuperable interés y amor por la filosofía griega gracias a su obra del mismo título, irónica, divertidísima y exitosamente divulgativa, que engancha desde el principio y no duda en equiparar a un Aristóteles superstar con el portero de su bloque de pisos: Historia de la Filosofía Griega 1 – Los presocráticos e Historia de la Filosofía Griega 2 – Desde Sócrates.

19 de octubre – Crítico literario y profesor de humanidades en la universidad de Yale, Harold Bloom dedicó sus obras a la reivindicación de los clásicos y a la lucha contra el afán de bordear el abismo cultural, según sus propias palabras. Ya el Yale Daily News lo había definido como “un guerrero solitario en el mundo literario”, para quien la Trinidad la constituían Dante, Cervantes y Shakespeare. Su fe en el poder de la literatura y su cuestionamiento de fuentes tales como la televisión e internet, a las que consideraba medios para mantener prisionera a la juventud, le crearon un halo de polémico y elitista

Winston Manrique Sabogal, en WMagazín, destacaba las siguientes expresiones como reflejo de su pensamiento:

Canon: «Esa literatura, la canónica, que parece agonizar, es fundamental conocerla si queremos aprender a oír, a ver, a pensar… A sentir…».

Crítica literaria: «La crítica es reprobable porque se ha politizado, se ha mezclado lo académico y lo político. Ha surgido una especie de feminismo o racismo y lo que esto ha producido no es real. Lo que ha generado es la destrucción de la literatura en el mundo inglés porque las palabras que se escogen para enseñar o leer no son en base a criterios intelectuales sino el color de la piel, la orientación sexual o el origen étnico. La llamada nueva crítica y el nuevo cinismo son cómplices inesperados».

«La crítica de referencia es necesaria. Pero, precisamente, hoy más que nunca es difícil hacerla. Pero no todo está perdido».

Divulgador: «Dejé la academia y elegí ser profesor para el público en general porque probé la teoría, mis libros están traducidos amás de 40 lenguas y recibo correos electrónicos de todo el mundo. En esa audiencia he comprobado que la gente tiene valor intelectual, quiere aprender. Quiere saber qué es lo bueno, retornar a los clásicos, porque esa literatura es necesaria si queremos aprender. Y yo he encontrado ese público en todos los países. A pesar de que los estudiantes van a la universidad con los profesores y encuentran muchas cosas, ellos han desechado todo eso porque es basura y han regresado a los pilares de la literatura para poder comprender lo que viene después».

Educación: «Es un momento difícil para la gente… El gran problema es la educación… Si la gente es educada de manera adecuada, puede pensar, pero si la gente no es educada no es posible que piense. Toda la vida he sido profesor, por eso sé que aquí no pensamos…».

Imaginación: «Hay que mantener a raya la muerte de la imaginación! Una de las maneras es que el crítico se acerque a un libro a través de la confrontación con las cosas directamente. Debe ver lo bueno que es el autor. Y no hablo de los escritores menores sino de los grandes, como Dante, Shakespeare y Cervantes. Saber de qué están históricamente envueltos, cuál es el proceso; pero tiene que sentarse en el mismo sitio del escritor para conocerlo, y cuando lo lea debe leerlo como a un amigo cercano…».

Inmanuel Kant: «Me influyó mucho y logró que me emancipara en la estética, la epistemología y la deconstrucción. En Crítica del juicio, Kant enfrenta al crítico, a la razón inteligente de la literatura y dice que tú no puedes estar solo con todo el trabajo, no puedes estar solo cuando pones en escena el drama de Shakespeare. Nuestras emociones son estética».

Longino: «Es el comienzo real de la crítica, de lo que habrá de ser la crítica. Fue un crítico genuino. Longino es de lo que hemos estado hablando aquí todo el tiempo. Longino dice que necesitamos emular a los héroes, emular su propia grandeza y los retos para crecer como personas».

Samuel Johnson: «Admiro al gran héroe que tengo en la literatura occidental y al que he querido ser igual desde que era niño: el señor Samuel Johnson. Lo leo cada semana. Él dice que la función de la crítica literaria es transformar la opinión en conocimiento».

Sublime: «La literatura sublime transporta y engrandece a sus lectores».

Aunque su ensayo más famoso es El canon occidental (1994), en el que señalaba veinticinco autores imprescindibles que escandalizaron a los representantes de las corrientes (de derechas y de izquierdas) a las que Bloom criticaba por politizar los estudios y la crítica literaria, difundimos a continuación otro ensayo destinado a todos los que amamos la lectura y en el que Bloom pretende enseñar a los lectores la manera de introducirse en el campo de la gran literatura para que puedan por sí mismos llegar a un conocimiento más preciso y claro su propio ser: Cómo leer y por qué.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s